A las personas apasionadas por lo que hacemos nos gusta explicar nuestro día a día. Me considero apasionado por mi trabajo y quisiera explicar cómo es uno de esos días en la vida de un agente inmobiliario.
La jornada empieza mucho antes de llegar a la oficina. Cuando me levanto, conecto con la realidad y actualizo sobre lo ocurrido durante la noche o de madrugada, (a menudo esta dosis de actualidad ya ha llegado a través del correo electrónico ( Outlook  o Gmail  o por Whatsapp ).  De redes sociales (como agente dispongo de Facebook  e Instagram ). La empresa cuenta con los ya mencionados y le suma la propia web de Albium – Properties in Barcelona, YouTube  y nuestro blog.
Las redes sociales permiten estar cerca de nuestros clientes, pero también de nuestros compañeros inmobiliarios para seguir aprendiendo, observar nuevas tendencias de mercado y noticias del sector que ayudan a interpretar el momento actual y anticipar aquello que pueda pasar en el futuro.

Mañana

 

Cuando llego a la oficina, me encuentro con el equipo para iniciar el día. Mientras ponemos en marcha el ordenador, tomamos un café /.

Nos han llegado nuevas solicitudes de compradores o arrendatarios que gestionaremos durante las siguientes horas, realizamos una reunión de equipo comercial (agentes, directora y coordinadora). En ella valoramos, lo más destacado del día anterior y lo previsto para la jornada. Nos ponemos al corriente de operaciones en marcha (ya sean propietarios que quieren vender y/o compradores interesados en inmuebles de nuestra cartera). Formada por inmuebles propios y también inmuebles de colaboradores (Comprarcasa , APIALIA o de Mls.es.
Finalizada la reunión, es la hora de gastar suela de zapato y salir a prospectar en la zona. Nos involucramos en el día a día de nuestra ciudad (asociaciones de comerciantes, actividades solidarias, …). Formamos parte del tejido del barrio para poder ayudar y darnos a conocer; Al vecino del estanco, el bar de la plaza, el párking de delante de la oficina, los restaurantes donde comemos, la vecina del tercero y la peluquera. Porqué entre vecinos, siempre nos ayudamos.
Usamos una aplicación de móvil que nos ayuda en la prospección y anotamos aquello que observamos. Es la base de nuestro trabajo para conocer bien la zona. Durante la mañana nos citamos con propietarios para realizar una primera visita del inmueble y entender sus necesidades y expectativas.
De vuelta a la oficina, organizamos toda la información y realizamos llamadas a  los propietarios, cuyos inmuebles ya conocemos, para preparar la presentación del plan de comercialización.

Otra tarea para rematar la mañana es, llamar a compradores de nuestra base de datos. Esta tarea es muy importante ya que nos permite mantener el contacto con aquellos compradores activos y saber si sus necesidades, y por tanto sus demandas, podrían haber cambiado y estar buscando  inmuebles diferentes.

Es la hora de tomarse un descanso, comer y cargar baterías para una tarde, que seguro, será interesante. Solemos ir siempre por la zona, ya que nos permite conocer a más gente y es más divertido que hacerlo en la oficina con un tupper .

Tarde

Ya con energías renovadas, Realizamos las presentaciones de nuestro plan de comercialización. Esta  herramienta es la más potente que tenemos, proyectamos todo aquello que podremos hacer para vender sus inmuebles. Nos gusta realizarlas en nuestra oficina para que el cliente conozca las instalaciones y el equipo, en un ambiente que intentamos, sea cómodo.

Avanza la tarde, es hora de realizar visitas a inmuebles en venta con nuestros compradores. Nos gusta conocerlos previamente y profundizar en entender sus necesidades: su motivación de compra, planteamiento en el plazo de inversión y su capacidad financiera.

Otras de las actividades suelen acontecer es la recepción de propuestas de compra.

Este es el primer paso, donde el comprador, expresa su voluntad de compra, la negociación de esta propuesta conlleva algunos días en los que suelen asaltar las dudas en ambas partes.

La parte vendedora suele pasar por un momento de duda a la hora de aceptar o no esa propuesta y la compradora duda sobre si esa oferta es la correcta, si se quedará corta o ha sido demasiado generosa.

El siguiente paso, si la propuesta se acepta, será la preparación del documento de arras para su firma y se procede a fijar día y hora de firma en nuestra oficina.

Como agente, siempre me gusta estar en las firmas de arras ya que es un momento de ilusión para ambas partes y les acerca más a su objetivo.
Nuestra empresa dispone de la posibilidad de firmar toda la documentación del proceso mediante firma digital. Un proceso que garantiza la identificación de las partes de manera clara y evita los desplazamientos cuando ello no sea posible o bien las partes se encuentren lejos de Barcelona.

De manera regular, nos reunimos con la propiedad para ver cómo evoluciona la comercialización del inmueble, aunque después de cada visita siempre se reporta por escrito el resultado de la misma a la propiedad. A menudo, va bien hacer un alto en el camino y valorar juntos cómo va el proceso de venta.
Una de las tareas que más me gusta, y pienso que va a ser importante en los próximos años, es actuar como Agente del Comprador, también llamado Personal Shopper. Consiste en realizar un acompañamiento al comprador en el proceso de compra de cualquier activo inmobiliario que demande. Las principales ventajas para el comprador que contrata este servicio, son:  el ahorro de tiempo, dinero y preocupaciones. Lo analizaremos en otro artículo más detallado próximamente.

Acaba otra jornada … difícil saber a qué hora, ya que cada día es diferente al anterior, pero siempre con la satisfacción de haber ayudado a cumplir con nuestros clientes en la compra, venta o alquiler de un inmueble.

Cambiar idioma »
Abrir chat
1
Hablemos!
En qué podemos ayudarte?